NOTICIAS

Educar es nuestro deber

Los adultos mayores presentan mayor riesgo de necesitar hospitalización o morir si se les diagnostica COVID-19 por lo que es importante identificar factores de riesgo y ejercer acciones para reducirlos, ya que ciertas afecciones también pueden aumentar el riesgo de enfermarse gravemente. Las personas que las visitan o viven con ellas, también deben tomar precauciones para protegerse de contraer el COVID-19. Si la persona adulta mayor ya está enferma es importante crear un plan de atención y seguir con sus medidas cotidianas para mantenerse saludable.

Las personas en sus 50 tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente que las personas en sus 40. Del mismo modo, las personas en sus 60 o 70, en general, tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente que las personas en sus 50. El riesgo más alto de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 lo tienen las personas de 85 años de edad o más.

Condiciones que pueden aumentar el nivel de riesgo

Otros factores también pueden aumentar su riesgo de enfermarse gravemente, como tener ciertas afecciones subyacentes. Al conocer los factores que lo ponen en mayor riesgo, puede decidir qué precauciones tomar en su vida diaria. Si tiene una afección subyacente, debe continuar su tratamiento:

No suspenda sus medicamentos y no cambie su plan de tratamiento sin consultar a su proveedor de atención médica.

Tenga al menos un suministro para 30 días de sus medicamentos recetados y de venta libre. Hable con un proveedor de atención médica, su aseguradora y su farmacéutico acerca de obtener un suministro adicional (es decir, para más de 30 semanas) de sus medicamentos recetados, cuando sea posible, para reducir la cantidad de veces que debe ir a la farmacia.

No se demore en solicitar atención de emergencia debido a COVID-19. Los departamentos de emergencia tienen planes de contingencia para la prevención de infecciones, diseñados para protegerlo del COVID-19 en caso de que necesite atención.

Llame a su proveedor de atención médica si tiene alguna inquietud sobre sus afecciones subyacentes o si se enferma y cree que podría tener COVID-19. Si necesita ayuda de emergencia, llame al 911 de inmediato. Si no tiene un proveedor de atención médica, comuníquese con el centro de salud comunitario, o el departamento de salud más cercano.

Medidas para reducir su nivel de riesgo

La mejor manera de proteger a adultos mayores y ayudar a reducir la propagación del virus que causa COVID-19 es haciendo lo siguiente:

  • Use una máscara cuando interactúe con otras personas.

  • Limite sus interacciones cara a cara con otras personas tanto como sea posible, especialmente en interiores.

  • Manténgase alejado de otras personas (6 pies de distancia, o aproximadamente 2 brazos de largo).

  • Lávese las manos con frecuencia. Si no dispone de agua y jabón, utilice un desinfectante para manos que contenga al menos un 60% de alcohol.

  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.

  • Cúbrase con un pañuelo al toser o estornudar, o hágalo en la parte interna del codo y luego lávese las manos.

  • Limpiar y desinfectar las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia.

Todos debemos tomar medidas para evitar contraer y propagar el virus que causa COVID-19 para poder protegernos a nosotros mismos, proteger a nuestras comunidades y proteger a quienes corren mayor riesgo de contraer enfermedades graves.

9 visualizaciones0 comentarios


Una nueva campaña de servicio público busca alertar sobre las modalidades de fraude a los adultos mayores y a sus cuidadores para evitar ser víctimas de estafas. El Fiscal Federal de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico, W. Stephen Muldrow y el Elder Justice Task Force (EJTF, por sus siglas en inglés) han lanzado una campaña de educación y prevención de estafas a adultos mayores, que han aumentado en tiempos de la pandemia por COVID-19. La Secretaria Interina del Departamento de Justicia, Inés del C. Carrau Martínez exhortó a los beneficiarios de Medicare y Medicaid a que se protejan y sean cautelosos. Si sospechan de cualquier llamada inesperada o visitas a su hogar en las que le ofrecen pruebas de COVID-19, vacunas contra esta enfermedad o suplido de equipos médicos, hagan caso omiso.

José R. Acarón, director estatal de AARP PR, señaló que “como parte de esta iniciativa hacemos un llamado a los cuidadores familiares que apoyan personas mayores, ya que ellos son claves para detectar, evitar y denunciar las nuevas estafas relacionadas al COVID -19, que atentan contra la seguridad financiera de ellos y sus seres queridos”. La campaña educativa forma parte de un acercamiento preventivo dirigido a proteger los derechos de la población adulta mayor en Puerto Rico y combatir crímenes hacia ellos. El FBI identifica las siguientes señales de estafa:

  • Se le pide que pague de su bolsillo para recibir la vacuna.

  • Se le pide que pague para poner su nombre en la lista de espera de vacunas o para obtener acceso antes que otros.

  • Anuncios de vacunas a través de plataformas de redes sociales, correo electrónico, llamadas telefónicas, o de fuentes no solicitadas o desconocidas

  • Comercializadores que ofrecen vender o enviar dosis de la vacuna a cambio de un pago.

  • Solicitar información personal por fuentes desconocidas o no identificadas.

Para informar sobre casos sospechosos de fraude puede llamar a los siguientes números: National Elder Fraud Hotline 1-833-372-8311; National Center for Disaster Fraud 1-866-720-5721; al FBI Internet Crime Complaint Center 1-800-225-5324; al FTC 1-877-FTC-HELP (382-4357); y/o a HHS - 800-HHS-TIPS (800-447-8477); o reportar a través del portal del Departamento de Justicia Federal www.Justice.gov/DisasterComplaintForm o a través del portal de la FTC ReporteFraude.ftc.gov.














17 visualizaciones0 comentarios

Actualizado: 29 mar 2021



La ciudad capital no está ajena a la necesidad, la pobreza y el hambre. Para subsanar un poco esta problemática, SFM Charities se ha embarcado en un ambicioso proyecto que persigue atender a la población marginada y de escasos recurso a unas siete (7) comunidades aledañas a Río Piedras y Mayagüez, proveyéndoles a decenas de familias por lo menos 1 comida caliente al día. Con este fin, iniciaron la construcción de unas cocinas más amplias para poder atender a cientos de familias que necesitan de sus servicios, por lo que iniciarán una campaña de recaudación de fondos y alimentos para culminar su Cocina del Ángel.


El director ejecutivo de SFM Charities, Padre Carlos González, explicó que “previo a la pandemia del Covid-19 recibimos un donativo de $138,450.00 del Departamento de Justicia con el cual adquirimos los equipos de cocina que necesitamos. Ahora hace falta el dinero para terminar de habilitar la nave de 2,500 p2 que hemos destinado para la confección y dis


“Actualmente atendemos las necesidades de unas 45 familias entre San Juan y Mayagüez de extrema pobreza, ofreciéndoles comida caliente una vez al día. No obstante, la necesidad es mayor. Tenemos en lista de espera para recibir servicios a más de un centenar de personas que dependen de la caridad de los vecinos,


ya que carecen de las destrezas o herramientas para salir de la marginación y abandono en la que algunos viven, explicó el padre González.


Un estudio realizado por el Departamento de la Familia y el Departamento de la Vivienda identificó cuyos resultados fueron publicados a finales del 2019 identificó unas 2,533 personas sin hogar. Entre las razones principales se identificó que el 38% de las personas ha sido por abuso de drogas, 28.9% por problemas familiares, 15.3% de las personas sin hogar es debido a desempleo, 9.1% ha sido a consecuencias de los huracanes Irma y María, 5.2% violencia doméstica, de género o agresiones sexuales o acoso, mientras que 3.9% duerme sin techo debido a que estuvieron sujetas a un proceso de desahucio.


Mientras, las estadísticas más recientes del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico revelaron que durante el año 2015, unos 138,956 envejecientes vivían solos. Mientras que 97,287 abuelos vivían con sus nietos menores de 18 años.


El también párroco de la iglesia Nuestra Señora del Pilar en Río Piedras abundó que, “con la pandemia la necesidad ha aumentado considerablemente. De hecho, a lo largo del 2020 ofrecimos 18,080 platos de comidas calientes a nuestros participantes en Río Piedras y Mayagüez. Muchos son ancianos que no tienen familia, personas sin hogar o un techo seguro, víctimas de violencia de género o del crimen cuya alma y espíritu están quebrantados. Nosotros le brindamos algo de esperanza, no tan solo con un plato caliente, sino con profesionales en trabajo social, sicólogos y abogados, entre otros que colaboran para atender los casos que vamos identificando, además de recibir aliento para su alma como parte de nuestro apostolado”, añadió el padre González.


El edificio que alberga las operaciones de SFM Charities en San Juan está localizado en la calle Ponce de León del casco de Río Piedras, el cual poco a poco con el dinero obtenido de fondos gubernamentales y donativos personales para ayudar a las poblaciones de escasos recursos y de manera creativa lograron remozar un espacio en la parte posterior del edificio que estaba en desuso y totalmente deteriorado. Además, cuentan con otra cocina equipada en el municipio de Mayagüez, en donde atienden a otra decena de personas de escasos recursos.


Esta organización sin fines de lucro nace del apostolado de la Sociedad Fraterna de Misericordia, creada hace más de 25 años, la cual está compuesta por una decena de hermanos y sacerdotes en Puerto Rico liderados por el Padre Carlos González, párroco de la Iglesia del Pilar. “Estamos apelando a la caridad de los puertorriqueños y de empresarios que buscan hacer la diferencia para recaudar unos $50,000 que necesitamos para terminar los trabajos de la cocina. Además, continuamente estamos recolectando donativos de alimentos, mayormente no perecederos, para poder continuar con nuestra labor comunitaria”.


Entre los alimentos que más necesitan podemos mencionar: arroz, sopas enlatadas, pasta, carne enlatada, azúcar, café, sal, adobo, especias y condimentos, frijoles secos, harina, aceite de cocinar, vinagre, leche en polvo, leche UHT, frutas enlatadas, entre otros. También aceptan legumbres, papas y vegetales.


SFM Charities, una organización sin fines de lucro creada en el 2018, cuyo propósito es ofrecer iniciativas y actividades de beneficio educativo y social a las comunidades necesitadas y marginadas en Río Piedras, Mayagüez, otros pueblos de Puerto Rico. Además, contribuye con sus servicios y actividades para el mejoramiento y transformación de la calidad de vida de poblaciones de escasos recursos, alta incidencia criminal, un alto desempleo y extrema pobreza.


El que desee hacer un donativo monetario puede hacerlo a través de ATH Móvil en la sección de donar bajo el nombre SFM Charities, o pueden comunicarse al (787) 304-2800 para coordinar entrega de alimentos con nuestros voluntarios.


89 visualizaciones0 comentarios